Síguenos:

Todo sobre el ayuno

Aprende todo lo que dice la biblia sobre el ayuno de una manera simple.

Definiendo el ayuno

La biblia, como muchos otros conceptos no definen directamente el ayuno, pero por inferencia el ayuno es la abstinencia de comida y bebida, sin embargo, también se describe como afligir o humillar nuestra alma.  Entonces el ayuno es una forma voluntaria de autodisciplina en donde nos alejamos de los placeres de la vida diaria para acercarnos a Dios.

Ver Levíticos 16:31 – día de reposo es para vosotros, y afligiréis vuestras almas; es estatuto perpetuo.

¿Qué podemos inferir del estado anterior?

Diferentes tipos de ayuno

Los ayunos se pueden clasificar de diversas maneras, pero conforme a este estudio se clasificarán en dos.

  1. El ayuno parcial – el ayuno parcial es el ayuno en el que la persona se abstiene de comer de algo en específico.  Por ejemplo, solo toma agua, o algún otro líquido como jugos, pero se abstiene de todo lo demás.  El más famoso o conocido de los ayunos parciales es el ayuno de Daniel.  El ayuno de Daniel se extendió por espacio de tres semanas o 21 días (ver Daniel 10:2-3). Este ayuno es provechoso para aquellos que están comenzando ayunar.  Se separan en oración buscando el rostro de Dios mientras pueden consumir algo para que se mantengan con energía y a la vez pedirle a Dios la fortaleza necesaria para que Dios les prepare para un ayuno completo. El consejo de la palabra de Dios nunca falla y siempre tiene un propósito que ha sido pensado en el futuro.  Vemos lo que sucede con los alimentos hoy en día (ver Génesis 2:16-17).
  2. El ayuno completo – el ayuno completo es aquel en el cual la persona se abstiene de todo tipo de comida y líquido durante el tiempo que se extienda. El ayuno completo es provechoso para aquellos que buscan un encuentro sobrenatural con Dios, es dejarle saber a Dios la disponibilidad de dejarlo todo y hacerlo todo por su causa.

¿Cuánto tiempo se puede extender un ayuno?

Un ayuno se puede extender desde un día hasta cuarenta días.  La biblia solo registra tres personas que han logrado extender su tiempo de ayuno hasta un tiempo de 40 días y 40 noches.

  1. Por un solo día (Levíticos 16:29) El día de la expiación de los pecados.
  2. Por algunos días (Nehemías 1:4) Pidiendo por la restauración del pueblo de Israel
  3. Por tres semanas (Daniel 10:2-3) Antes de recibir una revelación
  4. Por 40 días (Éxodos 34:28) Los diez mandamientos

En realidad depende de la dirección de Dios sobre tu vida conforme a Su propósito.

¿Cuál es el propósito del ayuno?

Mateo 6:16-17

Cuando ayunéis, no seáis austeros como los hipócritas; porque ellos demudan sus rostros para mostrar a los hombres que ayunan; de cierto os digo que ya tienen su recompensa.  Pero tu (mencionar nombres) unge tu cabeza, y lava tu rostro, para no mostrar a los hombres que ayunas, sino a tu Padre que está en lo secreto y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.

El ayuno no es para que estemos vanagloriándonos delante de los hombres lo que supuestamente hacemos para Dios, cuando en realidad se hace para ganar reputación como religiosos, en lugar de mostrar humillación en privado delante de Dios, para ser recompensados en público.

Podemos estar sin comer ni beber, pero el afligir nuestra alma tiene un propósito.

  1. El perdón de los pecados – (Levíticos 23:27)
  2. Quebrantamiento del alma – (Números 30:13)
  3. Para presentar peticiones (Nehemías 1)
  4. Para que Dios les aleje o libere de calamidades (1 Samuel 7:6)
  5. Por una persona que haya muerto (1 Samuel 31:13)
  6. Para ofrecerlo a Dios – no cabe duda de que el ayuno es para ofrecerlo a Dios y no para nosotros, es una manera de morir a nosotros para que Dios crezca, que mengue nuestra carne, pero nuestro espíritu crezca.

El ayuno no debe ser algo abusivo (Lucas 18:12), así como con los sacrificios (1Samuel 15:22), Dios no quiere que vivamos una vida de injusticia y pecado creyendo que con el ayuno o los sacrificios vamos a deshacernos de nuestra maldad.  De lo contrario nos convertimos en religiosos.  Lo que Dios quiere es que nos acerquemos a Él con corazones sinceros, anhelando un cambio. Un ejemplo de altivez es la parábola de el fariseo y el publicano (ver San Lucas 18:9-14). A Dios le agrada más la sinceridad que la apariencia y la religiosidad.

¿Qué Dios quiere de nosotros?

Lo que Dios quiere de nosotros a través del ayuno es que nos acerquemos a las cosas eternas y no a las terrenales. Que muramos a nuestra voluntad para que El haga Su voluntad en nosotros. Lo que Dios quiere es que nos humillemos y la escritura establece que el que se humilla es exaltado por Él (ver 1 Pedro 5:6).

En Miqueas 6:8 está escrito Ho hombre, él te ha declarado lo que es bueno y que pide Jehová de ti: solamente hacer justicia, amar misericordia y humillarte ante tu Dios.

De eso se trata del ayuno de humillarnos delante de Dios para reconocer su Señorío y poder eterno. El ayuno puede ser voluntario (ver Jonás 3.5) como ordenado por Dios (ver 1 Reyes 13:8-9) o establecidos por ley (ver Levíticos 16.29-31).

Los grandes ayunos

Daniel 10:2-3(ayuno de tres semanas)

Elías 1 Reyes 19(ayuno de 40 días)

Moisés Éxodos 34:28(ayuno de 40 días)

En conclusión, el verdadero propósito del ayuno es quebrantar nuestra carne y pedirle a Dios que se haga grande y presente en nuestra vida.  Sobre todas las cosas debemos de estar claros en que Dios quiere que nosotros hagamos ayuno para acrecentar nuestro deseo de servirle aquellos que necesitan, ya sea cosas materiales o espirituales.  A Dios le agrada cuando somos desprendidos y no somos egoístas haciendo todo para nuestro propio beneficio y una de las formas de demostrarlo es haciendo ayuno y oración por las necesidades que tienen el pueblo de Dios y aquellos que aún no han conocido a Cristo.

Leer Isaias 58:1 para aprender aún más sobre el ayuno.

Deja tu comentario y comparte

Comenta

Comparte el buen conocimiento

Contenido Gratis

Contacto y seguridad
Fruto del Espíritu

© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS 2021