Síguenos:

La provisión de Dios

El Salmo 23 es un salmo corto escrito por David expresando confianza en Dios como quien tiene cuidado de él y va a proveer todas las cosas conforme a Su propósito y voluntad.

Confiando en que nada nos va a faltar

Salmo 23

   1  Jehová es mi pastor; nada me faltará.

   2  En lugares de delicados pastos me hará descansar; Junto a aguas de reposo me pastoreará.

   3  Confortará mi alma; Me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre.

   4  Aunque ande en valle de sombra de muerte, No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; Tu vara y tu cayado me infundirán aliento.

   5  Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores; Unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando.

   6  Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, Y en la casa de Jehová moraré por largos días.

David, en su función de salmista, escribe este salmo que se hace uno de los más populares debido a su simpleza, pero con contenido profundo y abarcador. El mensaje general establece lo siguiente:

  1. Jehová es nuestro pastor (versículos 1-2)
  2. El nos guía y nos conforta (versículos 3-4)
  3. El protege y provee a los suyos (versículo 5)
  4. Es nuestro deber permanecer en Su casa (versículo 6)

La confianza es un factor importante en relación con nosotros como seres humanos, pero con Dios debe ser una necesidad.  Dios se agrada cuando confiamos en El nuestro cuidado.  Cuando confiamos en El en medio de la prueba.  Cuando confiamos en El en medio de la crisis.

Confiar en Dios es tener Fe en que el tiene el control de todas las cosas y que en medio de tiempos difíciles el nos va a guardar.  Pero esa fe se ejercita en la morada de Dios, así como David decía que moraría en la casa de Jehová por largos días, debemos nosotros de tener ese anhelo.

Los hombres y mujeres de la biblia que fueron exitosos porque confiaron en la palabra de Dios sin importar las circunstancias e hicieron altar a Dios en cualquier lugar en el que se encontraban.  De la misma manera nosotros debemos buscar actuar.

Para reflexionar:

¿Estamos confiando en Dios en todo lo que ha declarado a nuestra vida como sus hijos?  

¿Qué cosas desalientan mi confianza en Dios?  

¿Qué puedo hacer para aumentar mi confianza en Dios?  

Oración guía:

Padre ayúdame a entender que soy tu hijo y que tienes cuidado de mí.   Ayúdame a tomar la decisión de confiar en Ti en todo tiempo y lléname de la paciencia que necesito para esperar en ti en medio de tiempos difíciles.  En el nombre de Jesús.  AMEN

Deja tu comentario y comparte

Comenta

Comparte el buen conocimiento

Contenido Gratis

Contacto y seguridad
Fruto del Espíritu

© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS 2020