Síguenos:

El dominio propio

El dominio propio es un fruto del Espíritu que nos ayuda ejercer control sobre nuestra propia vida. ¿Qué sucede cuando ejercemos dominio propio de manera consistente?

Introducción

¿Qué es el dominio propio?

Es el noveno fruto del Espíritu mencionado en la carta a los gálatas (ver Gálatas 5.23).  Es dominio propio, equilibrio, autocontrol, el dominio de sí mismo. Es el freno divino a todo descontrol de los deseos, sentimientos, apetitos, carácter, etc.  La persona capaz de gobernarse a sí misma será capaz de servir a los demás.[1]

Deuteronomio 11.26–28 (RVR60)

26 He aquí yo pongo hoy delante de vosotros la bendición y la maldición:

27 la bendición, si oyereis los mandamientos de Jehová vuestro Dios, que yo os prescribo hoy,

28 y la maldición, si no oyereis los mandamientos de Jehová vuestro Dios, y os apartareis del camino que yo os ordeno hoy, para ir en pos de dioses ajenos que no habéis conocido.

Si necesitamos ejercitarnos en un tema que presente la biblia o si hay algun tema del que podamos aprender y sacarle más provecho, ese es el dominio propio.  A continuacion veremos por qué.

Contenido

¿Cómo aprendemos o adquirimos el dominio propio?

  1. Con la llenura del Espíritu Santo – si el dominio propio es un fruto del Espíritu Santo, entonces la llenura del Espíritu Santo nos ayudará a ejercer dominio propio de una manera más efectiva
  2. Conociendo las escrituras – las escrituras nos ayudan a concer la verdad, asi como el carácter de Dios, por lo tanto nos darán dirección para entender sobre qué necesitamos ejercer dominio propio
  3. Visitando la iglesia – cuando visitamos la iglesia, nos ejercitamos en el dominio propio a través de los dos puntos anteriores, pero sobre todo poniendolo en practica en las relaciones con nuestros hermanos

¿Dónde podemos aplicar el dominio propio?  ¿Es un asunto limitado a temas espirituales?

El dominio propio se aplicable en todos los aspectos de nuestra vida.

  1. Cuerpo – lo que comemos, cómo nos ejercitamos, que hacemos con nuestro propio cuerpo
  2. Alma – el control de nuestras emociones, el proceso de sanidad a nuestras propias heridas, el uso del perdon
  3. Espiritu – aquello con lo que alimentamos nuestro espiritu

Esto nos enseña que el dominio propio es útil en todas las áreas de nuestra vida y entornos o ambientes que frecuentamos.

El dominio propio es la excusa de Dios para dejarnos saber que no tenemos excusas

2 Timoteo 1.7 (RVR60)

7 Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.

¿De que manera Dios prueba la fe de sus hijos?

A través de la obediencia de estos, y para ser obedientes, requerimos ejercer dominio propio.

El dominio propio debe de ejercerse en contra de aquello que lleva al fruto de la carne:

  1. Rebeldía (desobediencia a lo que dice Dios)
  2. Enojo
  3. Ira
  4. Maledicencia
  5. Adulterio
  6. Fornicación
  7. Celos enfermizos
  8. Envidia
  9. Herejías
  10. Contiendas
  11. Homicidio
  12. Borrachera

El dominio propio debe de ejercerse a favor de:

  1. Amor
  2. Gozo
  3. Paz
  4. Paciencia
  5. Benignidad
  6. Bondad
  7. Fe
  8. mansedumbre[2]

Ejemplo de David y lo que sucedió cuando pecó contra Dios

El Pecado

Pecó contra Dios al enamorarse de Betasabé y enviar al frente de batalla al esposo de ésta para que muriera. (ver 2 Samuel 11)

La Respuesta de Dios

Lo que hizo David no fue agradable a los ojos de Dios y le envió a el profeta Natán para amonestarlo. (ver 2 Samuel 12)

La Consecuencia

Dios no permite que el hijo que le nació a David viviera, por cuanto los hechos de David hicieron que los enemigos de Jehová blasfemaran contra Él. ver (2 Samuel 12.14)

El pecado de David fue un pecado aislado, no era algo que David acostumbraba hacer, aun así hubo consecuencias graves por la falta de dominio propio en Su vida.

Ejemplo de José cuando salió huyendo para evitar el pecado

El pecado

La tentación de la esposa de Potifar, se le acerca para seducirlo sexualmente. (ver Génesis 39.1-18)

La consecuencia

José fue sentenciado a cárcel, pero Jehová estaba con él porque estaba siendo acusado falsamente. (ver Génesis 39.19-22)

La respuesta de Dios

Dios honró a José y con el tiempo lo hizo gobernador de Egipto (ver Génesis 39.41-47)

En ocasiones, el dominio propio va a ser ejercido, pero no para evitar el problema, sino para aguantar el agravio que nos hacen otros. José es el vivo ejemplo de perseverar con dominio propio aún cuando somos acusados injustamente y no abrió su boca.

1 Corintios 6.7–8 (RVR60)

7 Así que, por cierto es ya una falta en vosotros que tengáis pleitos entre vosotros mismos. ¿Por qué no sufrís más bien el agravio? ¿Por qué no sufrís más bien el ser defraudados?

8 Pero vosotros cometéis el agravio, y defraudáis, y esto a los hermanos.

Conclusión

El ejercer dominio propio conforme a la palabra de Dios nos ayuda:

  1. Formar nuestro carácter conforme al carácter de Cristo
  2. Crear hábitos saludables conforme a las escrituras
  3. Vivir una vida disciplinada y agradable a Dios

[1] Deiros, P. A. (2008). Dones y ministerios (p. 253). Buenos Aires: Publicaciones Proforme.

[2] Reina Valera Revisada (1960). (1998). (Gl 5.22–23). Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas.

Deja tu comentario y comparte

Comenta

Comparte el buen conocimiento

Contenido Gratis

Contacto y seguridad
Fruto del Espíritu

© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS 2020